Esmaltado semipermanente

El esmalte semipermanente es una opción para quienes buscan una manicura duradera y resistente. A diferencia del esmalte de uñas tradicional, el esmalte semipermanente se seca bajo una lámpara LED, lo que lo hace más resistente al desgaste y a los golpes. Además, se adhiere mejor a la uña natural y proporciona un brillo intenso.

El efecto del esmalte semipermanente en las uñas puede durar entre dos y cuatro semanas, dependiendo del cuidado que se le dé. Aunque es más duradero que el esmalte de uñas tradicional, el esmalte semipermanente no es completamente resistente a las astillas y los arañazos. Es importante evitar actividades que puedan dañar las uñas, como lavar platos sin guantes o usar las uñas para abrir objetos.

Para mantener la duración del esmalte semipermanente, es importante cuidar bien las uñas. Se recomienda mantener las uñas hidratadas y evitar productos químicos agresivos. También es importante evitar el uso de cortaúñas y limas de uñas metálicas, ya que pueden dañar la superficie del esmalte.

La eliminación del esmalte semipermanente debe realizarse con cuidado para evitar dañar las uñas naturales. Se recomienda acudir a un salón de belleza para su eliminación o utilizar un kit de eliminación en casa.

Paso a paso del esmaltado semipermanente

Te explico en 12 pasos cómo se realiza esta técnica de esmaltado semipermanente:

PASO 1.- LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN. Desinfectar muy bien las manos, de profesional y cliente, antes de comenzar la aplicación.

PASO 2.- MANICURA EN SECO. PREPARACIÓN DE LA CUTÍCULA. Con las herramientas siempre esterilizadas, empujamos la cutícula hacia atrás con un empujador de cutícula, de esta forma se evitará que el barniz toque la piel y nos proporcionará una aplicación perfecta. Con el empujador de cutícula, vamos a remover todas las pieles que tenemos pegadas en la superficie de la uña. Es muy importante no dejar ninguna piel en la superficie de la uña. Cualquier trozo de piel puede provocar levantamiento del esmalte.

PASO 3.-  LIMADO Y MOLDEADO DE LAS UÑAS. Realizar un limado sobre los bordes libres de las uñas, dejando estas con la forma deseada utilizando una lima de gramaje 180. 

PASO 4.- DESLUSTRAR LA UÑA. Sirve para deslustrar la superficie de la uña, optimizando la aplicación y la acción adhesiva del esmaltado. La uña debe quedar uniforme y completamente mate. Con la lima de gramaje 180 se lima la superficie cercana a la cutícula para asegurarnos de retirar correctamente todas las pieles de la superficie de la uña. Y para el resto de la superficie de la uña se utiliza una lima más blanda para no erosionar en exceso la superficie de la uña. Una vez finalizado, desenpolvar bien la superficie de la uña con un cepillo. Es muy importante en este paso no tocar con nuestras manos la superficie de la uña para no aportarle grasa ni humedad.

PASO 5.- DESENGRASAR LA UÑA.- Desengrasar bien con una toallita toda la superficie de las uñas con un desengrasante.

A continuación aplicaremos el primer, para desengrasar completamente la uña y para neutralizar el pH de la uña. Es importante repasar el borde libre de la uña. 

PASO 6.- CAPA BASE UV. Se aplica una capa Base UV e introducir la mano en la lámpara UV 2 minutos, para endurecer la aplicación. Esta base se queda pegajosa para que se adhiera bien el color. Evitar tocar la cutícula y repasamos el borde libre. Hay que presionar el pincel sobre la uña para que la base penetre mejor. 

Si la lámpara es LED, aplicamos 30 segundos.

PASO 7.- CAPA DE COLOR. Una vez endurecida la capa base, aplicar una capa fina del color elegido, sin tocar la cutícula y sellando el borde libre de la uña. Volver a aplicar 2 minutos en la lámpara UV o 30 segundos si es LED.

PASO 8.- SEGUNDA CAPA DE COLOR. Después, aplicar nuevamente otra capa de color que puede ser algo más gruesa que la primera y aplicar nuevamente 2 minutos en la lámpara de UV o en la lámpara LED 30 segundos.

Un detalle a tener en cuenta es que si se usan las lámpara UV, los tubos se deben cambiar cada seis meses.

PASO 9.- DETALLES DE FANTASÍA. Si se desea aplicar algún detalle de fantasía sobre la uña, aplicar el adorno y dar una capa de barniz encima. A continuación aplicar 2 minutos en la lámpara UV o en la lámpara LED 30 segundos.

PASO 10.- CAPA BARNIZ TOP FINISH. Para finalizar se aplica una capa de brillo muy fina y se introduce nuevamente en la lámpara.

PASO 11.- LIMPIEZA CON UN LIMPIADOR Y TOALLITA. Una vez aplicados todos los pasos, humedecer una toallita con un limpiador y limpiar todas y cada una de las uñas. Esto se realiza en un solo movimiento de arriba hacia abajo.

PASO 12.- ACEITE DE CUTÍCULA. Y para terminar el servicio de esmaltado semipermanente, aplicamos aceite de cutícula, para hidratar las cutículas y fortalecer la uña natural. 

Cómo quitar el esmalte semipermanente de las uñas

Es importante eliminar correctamente el esmalte semipermanente de las uñas por varias razones. En primer lugar, el esmalte semipermanente se adhiere fuertemente a las uñas, por lo que una eliminación incorrecta puede dañar la capa superior de la uña y debilitarla.

Además, si no se elimina adecuadamente, el esmalte semipermanente puede dejar residuos en las uñas, lo que puede afectar la apariencia y la salud de las uñas. Estos residuos pueden causar decoloración, manchas o incluso infecciones si se acumulan debajo del esmalte nuevo.

Eliminar correctamente el esmalte semipermanente también es esencial para preparar las uñas para una nueva aplicación. Si se deja una capa de esmalte antiguo, el nuevo esmalte no se adherirá correctamente y puede desprenderse fácilmente.

Para eliminar el esmalte semipermanente de manera adecuada, es recomendable utilizar productos específicos para ello y seguir los pasos recomendados por el fabricante. Para realizar este procedimiento necesitamos el uso de un removedor de esmalte semipermanente, envolver las uñas en papel de aluminio con algodón empapado en el removedor, y dejarlo actuar durante el tiempo necesario para ablandar el esmalte.

Pasos a seguir:

PASO 1. Limar la superficie de la uña para romper el esmalte y así se eliminará con mayor facilidad. 

PASO 2. Aplicamos el removedor sobre el algodón y lo colocamos encima de las uñas cubriendo con papel de aluminio y enrollando todas las uñas de esta forma.

PASO 3. Dejar actuar el producto de 10 a 15 minutos, dependiendo de las capas de esmalte que lleven las uñas.

PASO 4. Retiramos el papel de aluminio y con el empujador de cutícula retiramos los restos de esmaltado semipermanente.

Hay profesionales que utilizan unas cápsulas en forma de pinza para sujetar el algodón como se puede apreciar en la siguiente imagen.

PASO 5. A continuación se pule la uña para darle un mejor aspecto.

PASO 6. Con una toallita se limpian las uñas con producto limpiador de uñas.

PASO 7. Y finalmente, aplicamos aceite de cutícula para hidratar las uñas.

Al seguir los procedimientos adecuados, se garantiza una apariencia y una salud óptima de las uñas.

PASO 8. Se podría realizar un tratamiento de parafina caliente para darle un mejor aspecto a la piel de las manos.

La parafina caliente ayuda a aumentar el flujo sanguíneo, relajar los músculos y suavizar la piel. Esto puede aliviar el dolor y la rigidez en las articulaciones, mejorar la flexibilidad y promover la curación de lesiones.

Después del tratamiento, las manos se sienten más suaves, hidratadas y flexibles. Es una técnica comúnmente utilizada en fisioterapia y cuidado personal.

Deja un comentario