Sobre mí

Me llamo Sofía Cámara, soy profesora de peluquería y madre de dos hijos. Pero no siempre he sido profesora. La vida cambia, es puro cambio. Empecé estudiando peluquería, donde compaginaba los estudios con el trabajo en un salón de peluquería.

La peluquería me ha apasionado desde pequeña. Mi madre siempre recuerda esas tardes, donde me subía a una silla y me pasaba horas mojando y peinando su cabello.

Si has llegado hasta aquí, puede que esta sea tu historia. Es muy posible.

Después de algunos años en el salón, pasé por una etapa mala, aburrida y me embarqué en esta aventura de la docencia. Y si digo aventura, es porque hice la maleta y me marché lejos de casa.

Ser un profesional de la peluquería, es una profesión de mucha responsabilidad, ya que influimos en las personas, en muchas personas. Y no es suficiente con realizar un corte o unas mechas, se necesita de una buena formación para seguir avanzando, donde la innovación y la creatividad van de la mano para convertir en la mejor de las experiencias el paso por el salón de peluquería.

Me gusta mi trabajo, disfruto con él, disfruto preparando proyectos y llevándolos a cabo con mi alumnado. La peluquería me inspira y me motiva porque me hace sentir realizada y a seguir mejorando día tras día para poder ofrecer una formación de calidad y valiosa.

Soy una persona normal, como tú. Me gusta la playa, caminar por la naturaleza, reír con mis amigas, abrazar a mis hijos, escuchar podcasts, soy fan de Marcos Vázquez (Fitness Revolucionario) y fan número uno, de la persona que me inspira en mi día a día, mi acompañante de vida, la persona que me ayuda a conseguir mis sueños, sin él nada sería posible.

Gracias por leerme.

Sofía.