Tipos de pitiriasis (caspa)

La caspa afecta al 60% de la población, tanto en mujeres como en hombres, aunque suele aparecer más en los hombres. La caspa es el desprendimiento en exceso de las células muertas en el cuero cabelludo. Se observan unas escamas blanquecinas que se desprenden con facilidad. Hay diferentes causas que pueden provocar este exceso de células.

La causa más común de la caspa, es por el hongo conocido con el nombre Pityrosporum Ovale que metaboliza la grasa humana, actualmente conocido como Malassezia Furfur, que se alimenta de la grasa que producen las glándulas sebáceas que produce la aparición de la caspa. Los hongos al ingerir sebo, desprenden un ácido que cuando entra en contacto con el cuero cabelludo produce una inflamación y la piel de la zona afectada para resolver el problema acelera la producción de células muertas dando lugar a la aparición de la caspa.

También otros factores pueden provocar la aparición de la caspa, como por ejemplo una mala alimentación, el estrés, ansiedad, nervios, déficit de vitamina A, por la utilización de productos demasiado fuertes para la piel del cuero cabelludo como decolorantes, tintes, champús, etc. La época del año también influye, normalmente en invierno suele estar más presente que en verano.

La caspa aparece por todo el cuero cabelludo y va a acompañada normalmente de prurito (picor). 

Cuando una persona no se lava el cabello y cuero cabelludo con normalidad, es decir no tiene una buena higiene capilar también puede aparecer la caspa, ya que cuando pasa mucho tiempo sin lavarse, el sebo que producen las glándulas sebáceas se va acumulando y el hongo tiene mucho alimento. Además también se van acumulando todas las células muertas que se desprenden con normalidad y el resultado es una caspa pegajosa difícil de eliminar.

Por medio de un análisis a simple vista podemos observar el aspecto del cuero cabelludo, para distinguir qué tipo de caspa se presenta.

Utilizando otros medios como por ejemplo la Luz de Wood, el microscopio, el microvisor o la microcámara, donde el cuero cabelludo se ve aumentado, se puede observar mejor la alteración. Ya que para determinar el tratamiento más adecuado, se debe saber el grado de intensidad de la alteración.

Tipos de pitiriasis

Existen dos tipos de pitiriasis, la simple o seca y la pitiriasis grasa.

PITIRIASIS SECA

En este caso el cuero cabelludo se presenta con muchas escamas secas, finas e irregulares. El cuero cabelludo está seco, áspero y sin brillo.

La caspa seca, se puede producir por el agua caliente, por los rayos del sol, por el aire caliente del secador, por productos químicos como la decoloración o ciertos tintes que son demasiado agresivos para la piel del cuero cabelludo. Algunos champús también pueden producir caspa debido a la astringencia de su contenido.

Se podría decir que la piel del cuero cabelludo se pela y descama por alguna de estas causas.

PITIRIASIS GRASA

Esta caspa presenta escamas engrosadas, que pueden ser blancas o amarillentas untuosas.

Los cabellos se presentan apelmazados y unidos, debido a la grasa unida a la caspa. En este tipo de caspa se pueden observar un mayor número de hongos.

Esta caspa necesita un diagnóstico ya que puede producir caída del cabello, debido a la grasa que obstruye el folículo piloso y puede debilitar al cabello.

Es recomendable no compartir los peines y cepillos ya que podría contagiarse por los hongos.

Artículos que te pueden interesar

Deja un comentario