¿Qué es el cabello?

El cabello es una parte importante de la apariencia física y puede influir en la autoestima y la imagen personal. El cabello nos da personalidad y además protege el cuero cabelludo del sol. En este artículo, exploraremos la estructura del cabello, las diferentes formas y colores del cabello, y algunas curiosidades interesantes sobre este tema.

Estructura

El cabello humano está compuesto por tres capas principales: la cutícula, la corteza y la médula. Cada capa tiene funciones específicas que son esenciales para la salud y el aspecto del cabello.

Cutícula

La cutícula es la capa externa del cabello y está compuesta por células muertas superpuestas. La función principal de la cutícula es proteger la corteza y la médula del cabello de los daños causados por factores externos como la luz solar, el calor, los productos químicos y el agua. Además, la cutícula es responsable de la textura y brillo del cabello, y también es la capa que determina la porosidad del cabello.

Corteza

La corteza es la capa intermedia del cabello y es la responsable de darle fuerza y ​​flexibilidad al cabello. Esta capa contiene queratina, una proteína estructural que le da al cabello su forma y elasticidad. Además, la corteza también es responsable del color del cabello y su pigmentación.

Médula

La médula es la capa interna del cabello, que se encuentra en el centro del cabello. Esta capa no siempre está presente en todos los tipos de cabello y no tiene una función conocida en el cabello humano. Sin embargo, algunos estudios sugieren que la médula puede ayudar a aislar el cabello y proporcionar una capa adicional de protección.

Enlaces químicos del cabello

Los enlaces químicos del cabello son responsables de darle su estructura y fuerza. Los enlaces más comunes son los enlaces de hidrógeno, los enlaces iónicos y los enlaces de disulfuro.

Los enlaces de hidrógeno son los enlaces más débiles y se forman cuando los átomos de hidrógeno se unen a otros átomos en el cabello. Estos enlaces son los responsables de dar forma al cabello, ya que se forman y se deshacen fácilmente con el calor y la humedad.

Los enlaces iónicos se forman cuando los átomos ganan o pierden electrones. Estos enlaces son más fuertes que los enlaces de hidrógeno y son responsables de mantener juntos los aminoácidos que forman las proteínas del cabello.

Finalmente, los enlaces de disulfuro son los más fuertes y se forman cuando dos moléculas de cisteína se unen. Estos enlaces son responsables de la estructura y resistencia del cabello, lo que permite que se mantenga sano y fuerte.

La importancia de los enlaces disulfuro en el cabello es que proporcionan una estructura tridimensional única que permite que el cabello mantenga su forma. Los enlaces disulfuro son responsables de la forma rizada o lisa del cabello, y de su capacidad para mantener su forma incluso después de ser peinado.

Los enlaces disulfuro también son importantes en la coloración y el cambio de forma permanente del cabello. Los tratamientos químicos como la coloración o el alisado pueden romper los enlaces disulfuro, lo que puede cambiar la estructura del cabello y hacerlo más vulnerable a la rotura. Sin embargo, estos mismos tratamientos también pueden utilizar los enlaces disulfuro para crear un nuevo estilo en el cabello.

La raíz del cabello

El cabello tiene una parte que no vemos, que es la raíz, es la parte viva, es una estructura compleja y se encuentra debajo de la superficie del cuero cabelludo, concretamente a unos 3-4 milímetros de profundidad. Pero, ¿qué componentes incluye?

Folículo piloso, la papila dérmica y la matriz del cabello

El folículo piloso es una estructura tubular que rodea el cabello y se extiende desde la superficie del cuero cabelludo hasta la papila dérmica. La papila dérmica es un pequeño montículo de tejido conectivo que se encuentra en la base del folículo piloso y es responsable de la nutrición del cabello. Aquí se encuentran también los melanocitos, células encargadas de aportar el color al cabello.

La matriz del cabello es una región especializada de células en la base del folículo piloso que es responsable del crecimiento del cabello. Las células de la matriz del cabello se dividen y se diferencian para formar nuevas células que se agregan a la base del cabello, empujando el cabello hacia arriba y hacia afuera del folículo.

La raíz del cabello también está rodeada por músculos y nervios que controlan su movimiento y sensibilidad. El cabello se conecta a los músculos mediante un conjunto de fibras llamado músculo piloerector, que permite que el cabello se erice cuando se siente frío o miedo.

Además, la raíz está rodeada de varias capas llamadas «vainas foliculares».

Vainas foliculares

Las vainas foliculares son estructuras que se encuentran alrededor de la raíz del cabello y juegan un papel fundamental en el crecimiento y la salud del cabello. Estas estructuras consisten en células que rodean el folículo piloso y se dividen en dos tipos: la vaina externa y la vaina interna.

Vaina externa

La vaina externa es una capa de células que rodea la vaina interna y es responsable de proporcionar soporte y protección al folículo piloso. También ayuda a controlar la dirección del crecimiento del cabello y a mantener su forma.

Vaina interna

Por otro lado, la vaina interna es la capa de células que se encuentra en contacto directo con la raíz del cabello. Es responsable de proporcionar nutrientes y oxígeno al folículo piloso, lo que ayuda a estimular el crecimiento del cabello. También desempeña un papel clave en la producción y regulación de la melanina, que es el pigmento responsable del color del cabello.

Las vainas foliculares también son importantes en la prevención de daños en el cabello. Ayudan a proteger el folículo piloso de las agresiones externas, como el calor, los químicos y la fricción, que pueden dañar la estructura del cabello.

Los vasos sanguíneos

Los vasos sanguíneos son esenciales para el crecimiento del cabello, ya que suministran oxígeno y nutrientes a la raíz del cabello. El cabello en sí mismo no tiene su propia fuente de suministro de sangre, por lo que depende de los vasos sanguíneos que rodean el folículo piloso.

La papila dérmica, que se encuentra en la base del folículo piloso, es la que recibe el suministro de sangre a través de los vasos sanguíneos y es la responsable de la nutrición y el crecimiento del cabello. La papila dérmica está compuesta por células altamente activas que requieren un suministro constante de oxígeno y nutrientes para llevar a cabo su función.

Además, los vasos sanguíneos también eliminan los productos de desecho del metabolismo celular del cabello, como el dióxido de carbono y otros subproductos celulares. Sin un adecuado suministro de sangre, la papila dérmica no podría funcionar correctamente y, por lo tanto, el crecimiento del cabello se vería comprometido.

Glándula sebácea

La glándula sebácea del cabello es una pequeña glándula que se encuentra junto al folículo piloso, la raíz del cabello. Esta glándula es responsable de producir una sustancia llamada sebo, que es una mezcla de lípidos y cera que actúa como lubricante y protector para el cabello y la piel.

La función principal de la glándula sebácea del cabello es mantener el cabello y la piel hidratados y lubricados. El sebo producido por la glándula ayuda a mantener el cabello suave y flexible, evitando que se vuelva quebradizo o seco. Además, el sebo también ayuda a proteger el cabello y la piel de los daños causados por el sol, el viento y otros factores ambientales.

Otra función importante de la glándula sebácea es la regulación de la flora bacteriana de la piel. La producción de sebo crea un ambiente ligeramente ácido que ayuda a prevenir el crecimiento de bacterias y hongos dañinos en la piel.

Sin embargo, la producción excesiva de sebo puede causar problemas en la piel y el cabello. Cuando las glándulas sebáceas producen demasiado sebo, puede provocar la obstrucción de los poros y la acumulación de células muertas de la piel, lo que puede conducir a la aparición de otros trastornos de la piel.

El cabello puede tener diferentes formas, como liso, ondulado o rizado.

¿Estas formas están determinadas por la forma en que los folículos pilosos del cabello crecen?

Sí, la forma en que los folículos pilosos del cabello crecen determina la forma del cabello. La forma del folículo piloso determina la dirección en la que crece el cabello y la forma en que se curva. Además, el ángulo en el que el cabello sale del folículo también puede influir en la forma del cabello.

Cabello liso

El cabello liso crece en un folículo piloso circular y crece en línea recta desde la raíz hasta la punta. Este tipo de cabello es fácil de peinar y es menos propenso a enredarse. Sin embargo, puede ser más difícil mantener un estilo ya que tiende a perder la forma rápidamente.

Cabello ondulado

El cabello ondulado crece en un folículo piloso ovalado y tiene una textura más gruesa que el cabello liso. Este tipo de cabello tiene una ligera curvatura que le da volumen y movimiento natural. A menudo se considera un equilibrio entre el cabello liso y rizado y es fácil de peinar y mantener.

Cabello rizado

El cabello rizado crece en un folículo piloso con forma de huevo y se curva en espirales desde la raíz hasta la punta. Este tipo de cabello es el más grueso y denso de los tres y a menudo es más propenso a enredarse. Sin embargo, el cabello rizado también es el más versátil de los tres y puede ser moldeado en diferentes estilos.

Color del cabello

En cuanto a los colores del cabello, estos pueden variar desde el negro más oscuro hasta el rubio más claro. El color del cabello está determinado por la cantidad y el tipo de pigmentos presentes en el cabello. El pigmento más común en el cabello humano es la melanina, que viene en dos formas: eumelanina y feomelanina. La eumelanina es responsable de los tonos más oscuros del cabello, mientras que la feomelanina es responsable de los tonos más claros.

Eumelanina

La eumelanina, es un pigmento oscuro que se encuentra en la piel y el cabello marrón y negro. Este pigmento se produce cuando los melanocitos producen más eumelanina y menos feomelanina. La cantidad de eumelanina presente en la piel y el cabello de una persona determinará el tono de marrón o negro que tenga.

Feomelanina

La feomelanina, por otro lado, es un pigmento amarillo-rojizo que se encuentra en la piel y el cabello rubio o rojizo. Este pigmento se produce cuando los melanocitos, las células responsables de producir melanina, producen menos eumelanina y más feomelanina. La cantidad de feomelanina presente en la piel y el cabello de una persona determinará el tono de rubio o rojizo que tenga.

Además de determinar el color de la piel y el cabello, la melanina también es responsable de proteger la piel de los rayos ultravioleta del sol. Cuanto más melanina tenga una persona en su piel, mayor será su protección natural contra el daño solar.

Cinco curiosidades sobre el cabello

  1. El cabello humano puede soportar mucho peso: El cabello humano es más resistente de lo que parece. Un solo cabello humano puede soportar hasta 100 gramos de peso sin romperse. Si se juntan varios cabellos, pueden soportar incluso más peso. Esta es la razón por la cual los artistas circenses utilizan con frecuencia trenzas de cabello para sus acrobacias.
  2. El cabello crece más rápido durante el verano: El crecimiento del cabello humano es influenciado por muchos factores, incluyendo la edad, la dieta y las hormonas. Pero también está influenciado por la estación del año. El cabello humano tiende a crecer más rápido durante el verano debido a la mayor exposición al sol y a las temperaturas cálidas.
  3. El cabello humano crece aproximadamente 1 cm al mes: El cabello humano crece a una velocidad promedio de 1 cm al mes, lo que significa que puede tardar varios meses en crecer varios centímetros. Sin embargo, la velocidad de crecimiento puede variar dependiendo de la edad, la salud y otros factores individuales.
  4. El cabello humano puede ser usado para detectar drogas: El cabello humano puede ser utilizado como una forma de detectar drogas en el cuerpo. Los análisis de cabello pueden detectar la presencia de drogas durante varios meses después del consumo, lo que los hace una herramienta útil para la detección de drogas en pruebas de antidopaje y en otras investigaciones.
  5. El cabello humano es muy resistente al fuego: El cabello humano es muy resistente al fuego debido a su contenido de queratina. A diferencia de otros materiales, como la madera o el papel, el cabello humano no se quema fácilmente y puede soportar altas temperaturas sin desintegrarse. Esta propiedad ha llevado a que el cabello humano sea utilizado en la fabricación de pelucas y otros productos resistentes al fuego.

Deja un comentario