Protectores solares capilares

El calor deshidrata el cabello y los rayos ultravioleta aclaran el color. Además durante el verano, tenemos que tener presente, la sal y el cloro de las piscinas, que resecan y estropean el cabello. 

Muy poca gente invierte en productos para protegerse el cabello.

El color del cabello se aclara, debido a la oxidación de la melanina. La melanina es el pigmento que da color a nuestro cabello. También es la responsable del color de nuestros ojos y de nuestra piel. 

Su función principal, es la de protegernos de los efectos de la radiación ultravioleta de la luz solar. 

Pero sobre todo en la época de verano, estamos más expuestos a la luz del sol, llegan las vacaciones, el tiempo libre y nos exponemos más de lo debido.

En muchas ocasiones las personas descuidan esta protección capilar y si de verdad se quiere cuidar el pelo tanto teñido como natural, tenemos que utilizar  un protector solar para el cabello.

Además de protegerlo de las radiaciones solares, también tenemos que proteger el cabello de las sales y el cloro de las piscinas.

Con el uso de estos productos protectores, se mantiene un cabello sano y brillante, nutriendo el cabello y dejándolo suave.

Existen en el mercado varios tipos:

  • Productos que se aplican antes de exponerse al sol: contienen aceites y filtros de rayos ultravioleta, vitaminas y antioxidantes que protegen el cabello, entre otros componentes. Evitan que el cabello se seque en exceso y protegen de las radiaciones solares. Se presentan en forma de spray, cremas y mascarillas.
  • Champú protector: estos champús están indicados para eliminar la sal del agua de la playa y el cloro de las piscinas. Hidratan el cabello aportándole suavidad.
  • Productos que se aplican después del lavado: son en forma de spray, cremas o aceites. Además de proteger, facilitan el peinado.

Debes aplicar estos productos siempre que te expongas al sol. Protégelo durante la exposición, cuando llegues a casa tienes que lavarlo para eliminar la sal, que reseca el cabello y aplica acondicionador y mascarilla para una mayor hidratación. Para desenredar el cabello, utiliza productos que te ayuden a desenredarlo cuidadosamente, además de aportarle brillo al cabello.

Además siempre que puedas, cubre tu cabello con una gorra o con un sombrero y aprovecha el buen tiempo para descansar de utilizar las planchas y las tenacillas (rizadores). Y si las utilizas, aplica un protector térmico antes de aplicar calor sobre el cabello.

Por último, si además de protegerlo con productos protectores, quieres que el color te dure durante más tiempo, debes usar champús y mascarillas de color, que se elegirán dependiendo del color de tu cabello.

Si tienes el cabello rubio y aparecen reflejos naranjas o rojizos, puedes usar para matizar esos reflejos, un champú y una mascarilla de color azul.

Si quieres que tu color sea más nacarado y matizar los tonos amarillos dorados, utiliza el champú y la mascarilla de color violeta.

Un consejo, es que no abuses de estos productos, porque las puntas del cabello suelen estar más porosas y pueden absorber en exceso estas tonalidades, quedando colores demasiado cenizas.

Los fotoprotectores, dejan el cabello más hidratado, flexible y con el color protegido.

Un cabello protegido, será un cabello más sano.

Artículos que te pueden interesar:

Deja un comentario