¿Qué es la caspa?

La caspa son unas escamas de color blanco que se observan en el cuero cabelludo. Hay diferentes teorías en cuanto al origen de la caspa. La caspa se produce por una aceleración de la mitosis de la piel del cuero cabelludo, lo cual se produce como consecuencia de un desequilibrio en el proceso natural de eliminación de células en el cuero cabelludo. Es un crecimiento desmesurado de células muertas, (se eliminan células pero más rápido de lo normal). 

A todo el mundo se le desprenden las células muertas, pero cuando hay caspa es porque hay mucha acumulación de estas células muertas.

La caspa no es sólo un problema estético, sino también dermatológico. Cuando una persona tiene caspa, parece que sea un signo de suciedad, ya que estas escamas blanquecinas aparecen en los hombros de los abrigos o alrededor del cuello y orejas y las personas que la padecen sufren hasta problemas psicológicos.

La caspa va acompañada de picor, pero es aconsejable siempre evitar el rascado para no producir heridas.

Hay personas que sufren un picor más intenso que otras y siempre es más intenso cuando la caspa va acompañada de grasa.

La caspa no suele aparecer hasta que no se llega a la adolescencia.

La caspa no solo aparece en el cuero cabelludo, aparece también en zonas de la cara como por ejemplo las cejas, la barba o las orejas, zonas donde existe un mayor porcentaje de glándulas sebáceas.

Existen muchas creencias, pero la caspa no es un síntoma de tener la piel seca, se debe a la aparición de un hongo que altera la zona donde se instala.

La caspa aunque no es contagiosa, es recomendable no compartir cepillos, ni peines, ni toallas con otras personas, ya que los hongos podrían instalarse con mayor facilidad y pasarse a la otra persona. 

Las personas que sufran el problema de la caspa deben llevar una buena higiene y seguir los tratamientos indicados por un especialista, ya que para que se comiencen a ver los resultados se necesitará de uno a tres meses.

Artículos que te pueden interesar

Deja un comentario