Mechas en el cabello con papel de aluminio

Las mechas con papel de aluminio son una técnica de coloración de cabello que se ha utilizado durante décadas en los salones de peluquería. Sin embargo, en la actualidad, esta técnica ha evolucionado y se han incorporado nuevas tendencias y técnicas que la hacen más moderna y versátil.

Una de las tendencias más populares es la técnica de balayage, que se realiza con papel de aluminio. Esta técnica consiste en aplicar el tinte de forma gradual y natural, creando un efecto de degradado que se adapta perfectamente a la forma y textura del cabello. La técnica de balayage es muy solicitada por las mujeres que quieren darle un aspecto natural y sofisticado a su cabello.

Otra técnica que está ganando popularidad es el llamado «foilayage». Esta técnica combina las ventajas de la técnica de balayage con la aplicación de papel de aluminio para lograr una distribución uniforme del tinte en el cabello. La técnica de foilayage se utiliza para crear mechas más definidas y con mayor contraste, y se adapta perfectamente a todo tipo de cabello.

Por último, la técnica de «babylights» es otra tendencia que está ganando popularidad en los salones de peluquería. Esta técnica consiste en aplicar mechas muy finas en el cabello, simulando el efecto del cabello de un niño. Las babylights son ideales para las mujeres que quieren darle un aspecto juvenil y natural a su cabello.

Las mechas se pueden realizar para aclarar el cabello realizando mechas de color claro, pero también se pueden realizar de color oscuro, rojas, cobrizas, etc. Todo depende del resultado que se quiera obtener. También se pueden realizar solamente por una zona de la cabellera, no tienen por qué realizarse por todo el cabello.

Las mujeres que se tiñen el cabello de forma regular, siempre en algún momento, se realizan mechas. Dan mucha luminosidad, naturalidad y reavivan el color del cabello. Para realizar las mechas sobre el cabello se utilizan los tintes de oxidación y los productos decolorantes.

Las mechas con papel de aluminio son las mechas que más se realizan en un salón de peluquería. Sobre todo son muy recomendables para las clientas que llevan el cabello largo. 

Técnica de ejecución

  • Para realizar esta técnica se utiliza papel aluminio, cortado previamente en secciones rectangulares del largo del cabello que presente la clienta. 
  • La cabellera se divide en secciones para facilitar el trabajo, que pueden ser en forma de rectángulo, triángulo, estrella, rombo, etc.,  y se comienza normalmente por la zona de atrás de la cabeza y se finaliza por la zona superior.

  • Se separa una sección de cabello de la nuca y con el peine de púa se seleccionan las mechas tricotadas o en forma de velos.
  • Si se va a realizar la técnica de balayage, las raíces se cardan ligeramente para crear profundidad.

  • Normalmente se seleccionan las mechas finas, pero el grosor de la mecha depende del resultado que se quiera obtener. Unas mechas finas siempre quedan mucho más naturales.
  • Una vez seleccionadas las mechas se introduce por debajo de ellas, el papel de aluminio, al que se le realizará una doblez de más o menos de un centímetro por un extremo, que será el que se colocará en la raíz.
  • Esta doblez se realiza para que el papel no se rompa y así se evita que el producto colorante se salga. El papel se colocará lo más próximo a la raíz que se pueda y los mechones de cabello quedarán en el centro del papel de aluminio. Con la brocha o paletina teñimos las mechas seleccionadas desde la raíz a las puntas, pero siempre evitando el contacto con el cuero cabelludo.
  • Una vez teñido el cabello seleccionado, el papel se dobla hasta formar un paquete. El papel se dobla por la mitad y con ayuda del peine plegamos los laterales del papel hacia su interior, quedando todo el cabello teñido en el interior del papel.
  • Se seguirán bajando particiones y seleccionando mechas hasta finalizar toda la cabellera. 

  • Las mechas también se pueden sujetar con una pala, si el cabello es largo, facilita la aplicación del producto.

  • Una vez finalizado el trabajo se dejará un tiempo de exposición, que será el necesario hasta alcanzar el fondo de decoloración deseado.
  •  Una vez pasado el tiempo de exposición y se haya comprobado que el color es el deseado,se retiran los papeles, se lava y retira muy bien el producto aplicado.
  • Se matiza el cabello en función del resultado final.
  •  Se vuelve a lavar el cabello para retirar el matiz con champú post color y para finalizar se acondiciona el cabello con una mascarilla ácida para sellar la cutícula, hidratar y aportar suavidad y brillo al cabello.

Esta técnica de mechas con papel de plata es una buena técnica, ya que el profesional de peluquería elige dónde quiere realizar las mechas y además elige el grosor de las mechas seleccionadas. 

Con el papel de aluminio, se pueden combinar varios colores, ya que con el papel de plata los colores no se mezclan. Las mechas se pueden realizar de forma horizontal, diagonal, vertical, combinados, etc.

Actualmente lo que se busca es que el color de las mechas, se mezcle con el tono del cabello, que el resultado sea natural, para evitar tener que realizar retoque de color cada mes. 

En resumen, las mechas con papel de aluminio han evolucionado y se han adaptado a las tendencias actuales. Los salones de peluquería ofrecen una amplia variedad de técnicas y estilos que se adaptan perfectamente a las necesidades y gustos de cada cliente.

Entre las técnicas de vanguardia que emplean papel de aluminio, destacan las mechas balayage. Si deseas profundizar en este tema, te ofrezco la oportunidad de descargar gratuitamente el primer capítulo de mi nuevo manual de mechas balayage. Basta con proporcionar tu dirección de correo y recibirás el contenido de forma automática.

Deja un comentario