La historia del pintalabios

Los pintalabios llevan utilizándose desde hace siglos, ya en la Antigua Mesopotamia las mujeres se aplicaban una mezcla de piedras semipreciosas trituradas para embellecer los labios y los ojos. También empleaban arcilla roja, henna, algas, óxido de hierro y yodo. Las mujeres de la antigua India también se maquillaban los labios de color rojo.

Antiguo Egipto

En el Antiguo Egipto, los cosméticos evolucionaron y se utilizaban con bastante frecuencia, pero algunos de los componentes que utilizaban eran tan peligrosos que llegaban a causar hasta la muerte.

En la tumba de Tutankamon se descubrieron jarritas con color para los labios, porque los hombres en esa época también se maquillaban.

Cleopatra

Cleopatra se maquillaba los labios con una sustancia que obtenían de escarabajos carmín triturados, que daban un tono rojo intenso y utilizaban hormigas trituradas para la base. El efecto de brillo lo comenzaron a hacer a partir de una sustancia encontrada en las escamas de los peces, llamada esencia de perlas.

Antigua Grecia

En la Antigua Grecia maquillarse los labios era símbolo de bajeza. Ya con el paso del tiempo, las mujeres de la clase alta comenzaron a maquillarse, porque era una forma de distinguirse de las demás mujeres.

Roma

En Roma se maquillaban los labios tanto los hombres como las mujeres, pero tan solo los que poseían un alto estatus social. Los cosméticos que fabricaban eran perjudiciales para la salud, ya que contenían metales como el plomo y el mercurio.

Época Medieval

En la época Medieval el uso del pintalabios fue prohibido por la Iglesia y maquillarse los labios rojos estaba mal visto. A las mujeres se les permitía dar a los labios un color rosado, que era el color de la pureza.

Siglo XVI. Inglaterra

En Inglaterra, en el siglo XVI, utilizaban una mezcla de cochinilla, clara de huevo, goma arábiga, savia de higuera, tintes rojos de geranios y rosas y además añadían cera de abejas. Con todo esto preparaban el cosmético para maquillarse los labios las mujeres de la clase alta.

El pintalabios comenzó a tener más popularidad durante el reinado de Isabel I, que puso de moda los labios de color rojo.

Gran Bretaña. Siglo XIX

En Gran Bretaña, durante el Siglo XIX las mujeres buscaban sus secretos para llevar ligeramente maquillados sus labios sin que apenas se notase, como por ejemplo morderse los labios o aplicarse vino de Oporto.

Para finales del Siglo XIX una empresa de cosméticos francesa, comenzó a fabricar pintalabios. La barra se cubría con un papel sedoso y se fabricaba con sebo de ciervo, aceite de ricino y cera de abeja.

Siglo XX

En 1912, las mujeres lo utilizaban sin miedo, pero llevaban precaución. A principios del Siglo XX se utilizó como símbolo de rebeldía y tanto en Estados Unidos como en el Reino Unido las mujeres se maquillaban los labios para llamar la atención de los hombres.

En 1915 se comenzó a vender el pintalabios en cilindros de metal y las mujeres los utilizaban para imitar a las actrices de cine.

Max Factor creó las primeras marcas de pintalabios para las actrices de Hollywood de aquella época como Bette Davis y Jean Harlow.

Alrededor de 1923, Elizabeth Arden creó varios colores de pintalabios que lanzó al mercado.

Segunda Guerra Mundial

Durante la Segunda Guerra Mundial se puso muy de moda el pintalabios, las mujeres lo utilizaban para estar más bellas y era símbolo de popularidad entre los hombres.

Año 1950

Durante la década de 1950 el pintalabios se vendía mucho y era muy utilizado, un icono de esa época fue Marilyn Monroe que llevaba los labios maquillados de rojo brillante.

Año 1960

Para finales de ésta época las empresas comenzaron a realizar una amplia gama de colores, aunque en la década de 1960 el color blanco y los tonos mates se pusieron de moda.

Año 1970

En 1970 se maquillaban los labios también los chicos, sobre todo aquellos relacionados con el mundo del punk-rock. Muchos chicos se los pintaban de negro, muestra de rebeldía, de creer ser diferentes a los demás. David Bowie es un ejemplo de esta época.

Año 1980, 1990 y 2000

En 1980 los tonos para las chicas eran naranjas, fucsias, dorados, etc., sobre todo tenían que ser llamativos.

En 1990 se continuó utilizando mucho el pintalabios.

En el 2000 las mujeres buscaban los colores naturales.

Siglo XXI

El pintalabios ha evolucionado mucho y hoy en día existen cientos de modelos diferentes, con una gran variedad de colores y texturas variadas. Si estás interesado puedes leer los siguientes artículos:

Deja un comentario